La importancia de reinventarse así mismo

Reinventarse es un paso que todos deberíamos realizar en nuestras vidas, pues es algo sumamente necesario e importante para crecer y evolucionar.

No dejes de ver: ¿PERDONAR A QUIEN TE HA LASTIMADO? SÍ, ¡ES POSIBLE Y NECESARIO!… MIRA CÓMO

Buscando en la web sobre el tema, me topé con un artículo escrito por Oliver Araujo, que me pareció bastante interesante y decidí tomarlo como referencia, al mismo tiempo que escribo personalmente sobre el tema.

Araujo comienza haciendo referencia que siempre le ha sorprendido encontrarse con personas que se resisten a cambiar y sí, esto sucede con mucha más frecuencia de la que imaginamos; y esta actitud es como si le pusieran resistencia a la vida misma, pues la vida se trata de una experiencia de crecimiento y crecer, por definición, implica un cambio. En esencia no cambiar significa que no existe crecimiento personal porque las dos son en realidad sinónimos.

Realmente, si miramos hacia atrás, nos daremos cuenta que nos hemos estado reinventando desde siempre y un ejemplo de esto es que cuando éramos niños todos teníamos una visión de futuro, así sea en un limitado conocimiento y experiencia, como cuando soñábamos con ser doctores, maestras, bomberos o bailarina de grande, pero…

¿Te convertiste en aquella visión que tuviste en tu infancia?

Lo más seguro es que al crecer no hayas cumplido con esa visión de niño… y ¿Por qué no? Tal cual como lo explica Araujo, probablemente porque en el momento en que eras un adolescente tú te volviste a reinventar a ti mismo por completo. Tú habías adquirido nuevos conocimientos y tenido nuevas experiencias. La percepción del mundo a tu alrededor y tu lugar dentro de él habían cambiado.

Y es que en lugar de ver la vida desde el punto de vista de un niño, tú estabas comenzando a ver las cosas como un adulto joven. Ya no eras la misma persona. ¿No habría sido ridículo no cambiar en ese momento de tu vida? Por supuesto que sí porque el crecimiento requiere cambio.

Y esto va sucediendo a lo largo de nuestras vidas, a medida que crecemos, que vivimos experiencias, que evolucionamos, que cambiamos… en realidad es algo que no se detiene, y si esa necesidad de reinventarnos a nosotros mismos se detiene es porque nuestro crecimiento y desarrollo personal también se detuvo.

¡Nunca podrás dejar de crecer sin producir un cambio en ti!

Y entonces, sigo en línea con Araujo cuando dice que “cuando adquieres nuevos conocimientos y lo pones en práctica, esto te cambia como persona. Cuando tienes nuevas experiencias y aprendes de ellas, esto te cambia. Cuando tu forma de actuar se basa en lo que has ido aprendido, entonces esto se llama crecimiento. Así que mientras continuemos creciendo tendremos que reinventarnos periódicamente”.

Ahora bien, ya sabiendo esto es importante destacar que resistirse a este proceso de crecimiento y  cambio cuando se presente en nuestras vidas puede resultar bastante negativo y verse afectada nuestra alegría y entusiasmo por la vida, implicando otras consecuencias.

Así que no tengas miedo de reinventarte y cambiar, pues, cuando lo hacemos multiplicamos nuestra base de conocimiento y nuestra propia perspectiva. Sí, adquirimos conocimientos, experiencia, inteligencia y una nueva visión del mundo.

“Pocas cosas resultan tan tristes como observar a alguien que está firmemente convencido de que no necesita cambiar. No hay mayor insensatez que creer que ya está todo aprendido. No se trata de volvernos del revés; se trata de evolucionar y seguir creciendo; se trata en suma de madurar.”

Anónimo

¡Disfruta de la vida y acepta el cambio!

H/T – Exitoysuperacionpersonal

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.