Momento de Reconciliación: Cartas de vaciado en esta Navidad

Navidad, una época hermosa, donde el amor, el perdón, el compartir, la amistad… florece. ¡Oh sí, linda Navidad, aquella que nos une a todos! Navidad, una época de reconciliación y renacimiento, esa que se convierte en el momento ideal para escribir una carta, y no precisamente a Santa Claus, sino a familiares, amores, amigos de quienes nos hemos distanciado, para así arreglar viejas rencillas, incluso, cartas a nosotros mismos.

No dejes de ver: CONOCE LA INTERESANTE HISTORIA DE LA LLEGADA DEL ESPÍRITU DE NAVIDAD

En esta época las personas están más sensibles y más abiertos al perdón consigo mismo y con los demás, así que es un buen momento para hacer un “Renacimiento”, una terapia de sanación holística, donde una de sus herramientas fundamentales es la realización de varias cartas (cartas de vaciado), cada una con sus particularidades, para lograr esa reconciliación que, finalmente, nos traerá paz.

En primer lugar, realizamos una carta, ubicando a esa persona que queremos perdonar; allí se sacan todas las energías negativas y todo aquello que le queremos reclamar a esa persona y que jamás se lo hemos dicho. Es importante decir todo lo que sientes y no dejar “sentimientos basura” dentro de ti.

Luego, se realiza una segunda carta, donde tú te haces participe o responsable de lo que te pasó con esa persona, esta carta te invita a reflexionar y cuestionar el por qué pasaron las cosas según tus acciones. Un ejemplo de ellos pudiera ser: “Si tal vez yo no te hubiera celado, tú no te habrías marchado”.

Y la última carta de vaciado, es la del agradecimiento. Sí, agradecer que esa persona haya llegado a tu vida y que hayan pasado las cosas de esa forma, porque algún propósito esconde y pronto descubrirás.

Las ventajas que obtendrás después de ese “vaciado basura dentro de ti” son enormes, pues habrás logrado la reconciliación y el perdón tanto con esa persona como contigo mismo.

Ahora bien, el segundo paso más importante: ¿Cómo escribirla?

Es importante tener en cuenta que la carta que se redacte tiene que abrir las puertas, no cerrarlas; lo que quiere decir que el lenguaje debe evitar ser agresivo y acusatorio.

Así que la mejor forma de escribirla es “desde el corazón“, expresando lo que se siente y piensa, pero con respeto, claridad, sin emitir juicios, sin agresividad, sin exigencias.

Recuerda que lo más importante de todo es escribirla porque poner fuera de sí los sentimientos es terapéutico. Luego, una de las formas más renovadoras de terminar es quemar todas las cartas después de haber hecho todos los vaciados.

¡No dejes de pasar esta oportunidad, aprovecha esta época decembrina para lograr tu vaciado interno, una herramienta efectiva para perdonar, en cuanto al renacimiento, y comenzar un 2019 totalmente renovado, en paz y en liberación!

H/T – Terapiaintegral

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.